Carbón activado, tendencia que llegó para quedarse o se tiene que evitar?

  • Mejora tu consulta   •   10 de Octubre, 2019

¿Tendencia, o ha llegado para quedarse?

Últimamente vemos como han aumentado la presencia en tiendas físicas e internet de productos naturales dentales que son todos negros. Te preguntarás, ¿qué tiene que le da ese color negro? Pues eso se llama carbón activado, desde pastas dentales, cepillos de dientes, hilo dental y enjuagues bucales.

Leyes de atracción

Al principio uno piensa, cómo la gente se siente atraida en probar algo así en sus dientes, tomando en cuenta que es negro no le puede manchar los dientes? Bueno la razón principal por la que las personas están probando todos estos productos es porque esta tendencia vende este ingrediente por tener la habilidad de ser como un imán y atraer sucios e impurezas, alegando que esto ayuda a blanquear tus dientes y como la alternativa natural de blanqueamiento dental sin peróxido ni los químicos utilizados para el blanqueamiento dental tradicional.

En principio se ve todo muy bien, pero ¿funcionará? Y lo más importante, ¿será dañino para nuestra salud bucal?

Muchos doctores tanto en EE.UU como en Gran Bretaña han salido a dar su opinión públicamente respecto a esta tendencia diciendo que antes de que lo prueben hay que tomar en consideracion lo siguiente: todavía no existen ningún estudio científico que compruebe que el carbón activado blanqueé los dientes como dice. Ni tiene el sello de aprobación de la Asociación Dental Americana.

En el momento puedes ver los dientes más blancos pero según el Dr. Timothy Chase en Nueva York su uso continuo la larga pueden dañar el esmalte de los dientes causando el efecto contrario y haciendo que tus dientes se vean más amarillos porque el polvo del carbón puede desgastar poco a poco la capa del esmalte, haciendo que sea más delgada, es decir, una vez que se desgasta el esmalte no hay vuelt atrás.

En conclusión, es una tendencia con muy poco sustento médico que si como paciente tienes interés en probar es mejor que consultes a tu dentista antes de hacerlo para evitar daños futuros.

Fuente: