Los pacientes con hábitos parafuncionales como Bruxismo, deben ser evaluados integralmente, valorando varios factores como el nivel de atricción y/o absfracción de las piezas dentarias, la posible pérdida de dimensión vertical subyacente y el grado de hipertonicidad de los músculos masticatorios como Masetero y Temporal.