Sensibilidad Dentinaria

  • Curiosidades   •   19 de Mayo, 2020

Hipersensibilidad

Está demostrado que el estado de salud bucodental de una persona incide directamente en su salud general y en su calidad de vida. En este sentido, la hipersensibilidad dental es una de las condiciones bucales que puede afectar de manera importante estos aspectos en las personas que la padecen.

La hipersensibilidad dentinaria es la causa más frecuente de dolor dental, se define como un dolor corto, agudo, punzante y localizado, como respuesta a estímulos químicos, térmicos, osmóticos, evaporativos, físicos o mecánicos sobre la dentina expuesta; y que no es compatible con ningún otro defecto o enfermedad.

Su etiología puede ser múltiple, sin embargo, se asocia con la pérdida de esmalte. La prevalencia de la hipersensibilidad varía entre un 9%-55% de la población según distintas investigaciones, la edad promedio es de 20 a 40 años siendo más prevalente en mujeres que en hombres, y los dientes más afectados suelen ser los caninos y los premolares.

Entre los pacientes de la consulta dental, los más afectados por la hipersensibilidad dentinaria son los pacientes periodontales, debido a que los túbulos dentinarios quedan expuestos por la pérdida de cemento junto con recesión gingival en la raíz, conectándose con la pulpa dentaria mediante estímulos externos que alteran el equilibrio osmótico, afectando los baro-receptores, originando un impulso nervioso por parte de las fibras nerviosas que están en la pulpa.

Para tratar esta condición se pueden emplear diferentes opciones, como pastas dentales o enjuagues bucales con fosfato de calcio, nitrato de potasio y arginina al 8%. Estos agentes químicos actúan a través de la oclusión de los túbulos dentinarios o disminuyendo la transmisión neuronal hacia la pulpa. Podemos resumir el mecanismo de acción de cada uno de estos agentes a continuación.

El nitrato de potasio se encuentra en la mayoría de las pastas dentales, en mayor concentración en las indicadas para el tratamiento de la sensibilidad. Este agente ayuda a desensibilizar las fibras nerviosas por la concentración alta que suele encontrarse en la parte extracelular. Se ha comprobado la eficacia de este agente cuando se presenta sensibilidad dentaria por exposición radicular.

El fosfato de calcio ayuda a disminuir la pérdida de minerales y aumenta la rigidez del esmalte. Es recomendable su uso después de un blanqueamiento dental ya que entre el 55% y 100% de los pacientes suelen presentar sensibilidad dentinaria posterior a este tratamiento.

La arginina es un aminoácido que está presente fisiológicamente en la saliva y que al ser combinado con bicarbonato crea un conjunto de carga positiva favoreciendo su unión a la dentina, que presenta carga negativa. Se puede conseguir la presentación comercial al 8% para al aplicarlo sellar los túbulos dentinarios expuestos y prevenir así la movilidad del líquido dentro del espacio intersticial, obteniendo como resultado un alivio inmediato para el paciente.

Como podemos ver la sensibilidad dentinaria es una entidad bastante común en la población general que debe ser diagnosticada y tratada a tiempo con cualquiera de las diferentes opciones disponibles, desde lo menos invasivo hasta lo más complejo, para mejorar así la calidad de vida del paciente que la padece, logrando que pueda restituir sus hábitos de alimentación e higiene.

DRA. GABRIELA LUGO

  • Cirujano Bucal, M. Sc. en Odontología de la Universidad Central de Venezuela.
    Profesora Universitaria de Radiología UCV
  • Actualmente en el Departamento de Cortes digitales y Formaciones de FirstFit®
FirstFit® Doctor

Registrate a FirstFit News.